Ricos versus pobres, ¿el futuro social de nuestro país?

ricos-versus-pobresAnte el aluvión de noticias sobre la brecha que se abre frente a las clases sociales en nuestro país, la inquietud ante un nuevo cambio de paradigma se hace cada vez más presente.

Antes de la crisis existía en España el tejido social más numeroso y productivo. La clase media. La clase media española, a la que pertenecía y, probablemente, perteneceríais la mayoría de vosotros, está en peligro de extinción. Pero no lo digo yo. Lo dicen todos los analistas económicos y políticos de nuestro país. Es algo a lo que poco a poco, de forma silenciosa, nos vamos acostumbrando. Algo que, aunque si se analiza en profundidad es tremendamente preocupante, aceptamos estoicamente.

La dicotomía social es peligrosa, estigmatizante y limitadora. Empobrece a las personas, y no solo económicamente. Empobrece sus deseos y escala de valores. El pobre no quiere ser pobre, pero se resigna y limita su vida a la servidumbre del rico para subsistir, donde el pundonor y amor propio quedan atrás frente el miedo a perder el plato de cocido para él y su familia. El rico quiere ser rico a toda costa, pierde de vista sus escrúpulos y se convierte en un ser vacío de moralidad distraída. Pobreza en ambos casos, al fin y al cabo.ricos-versus-pobres-i

Pero aún queda esperanza. Queda la esperanza de los que deciden ganar menos pero dedicarse a lo que les gusta y sienten como propio. Queda la esperanza de los que deciden superarse, no conformarse, mejorar. Queda la esperanza de los que dedican su dinero a financiar proyectos innovadores y frescos creados por pobres que no se conforman.

El futuro es, ha sido y siempre será de los que no se conforman, luchan por lo que creen y mantienen sus valores intactos. De los que creen en ellos por lo que son en sí mismos, no por lo que podrían llegar a ser, por lo que fueron o por lo que les dicen que deberían ser.

El mundo pertenece a los ricos compasivos y a los pobres ambiciosos. A los ricos en valores y a los pobres en soberbia. Si somos capaces de no perder de vista para lo que hemos venido a este mundo, que no es otra cosa que intentar ser felices de verdad, no acumulando cosas o sintiéndonos más que los demás ni aceptando todo a cualquier precio perdiendo de vista nuestros sueños y potencialidades, funcionaremos como un pegamento, el pegamento que será capaz de unir la brecha social que, allá por 2008, se empezó a abrir de nuevo en nuestra sociedad.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s